Sin categoría

Análisis literario: La metamorfosis de Kafka.

La Metamorfosis es, probablemente, una de las obras más famosas de Franz Kafka. Fue publicada en octubre del año 1915 en la revista Die Weissen Blätter, dirigida por René Schickele, en la editorial Kurt Wolff de Leipzig y se perfila, junto a El proceso, como una de las piezas clave en el conjunto de la obra del autor.

Se trata de una novela existencialista por el hecho de que, constantemente, nos habla de la vida de un individuo frente a la sociedad, que en este caso sería su familia. Este individuo y sus vivencias personales son el objeto principal de la novela, más allá de la anécdota que supone la transformación en insecto. Lo importante es observar cómo el individuo interactúa con su entorno y cómo, al final, tiene que aceptar la triste realidad.

El estilo lúcido e irónico de Kafka, en el que se mezclan con naturalidad fantasía y realidad, da a su obra un aire claustrofóbico y fantasmal. Los tres intensos puntos dramáticos de los acontecimientos (clímax), aparecen en:

1) El despertar de Gregorio Samsa convertido ya en un monstruoso insecto.

2) La aparición de Samsa en el salón, atraído por la música del violín de su hermana, ante la familia y los tres huéspedes.

3) La muerte de Gregorio y consecutiva liberación por parte de su familia.


El orden de los sucesos destaca por iniciarse in media res. La novela comienza directamente con la aparición del protagonista, Gregorio Samsa, en una situación clave para el desarrollo de la misma, envuelto entre sábanas y  convertido en insecto. En cuanto a las secuencias, observamos que son complejas y cuyo proceso de encadenamiento se vería desarrollado por una continuidad, es decir, que el final de una secuencia es el principio de otra. Podríamos decir que el esquema de secuencias y funciones sería este:

S.1                  

F1 – Aparición de Gregorio en su habitación convertido en insecto.

F2- Sale de su habitación para convencer al Señor principal de que se encuentra bien.

F3- Retroceso frente al padre.
        

S.2.                     

F1 – Primera noche de Samsa como insecto.

F2 – Retiro de muebles por parte de su hermana y su madre.

F3 – Incidente con la madre, que tras verlo, se desmaya sobre el sofá.

F4 – Episodio de los “manzanazos” del padre contra Gregorio.


S.3.

F1 – Decadencia familiar y de Gregorio.

F2 – Escena del violín. Aparición de Gregorio en el salón ante los huéspedes y familia.

F3 – Vuelta a la habitación. Muerte de Gregorio.

F4 – Liberalización familiar. Esperanzas futuras.

Los personajes se ven sometidos a una doble orientación. La primea de ellas es que son de tipo “redondo” (round characters), y si analizamos la concepción social y psicológica de estos tenemos:   Descripción Social:

  • Gregorio Samsa: Previsor (finalizar deuda), clase media, reservado, comerciante, soledad, alienado.
  • Grete (hermana): bondad, aficionada a la música, lista. 
  • Padre: firme, derecho, severo. 
  • Madre: voz dulce, con una salud irregular, se cansa con facilidad y le falla la respiración, frágil e injusta.

Descripción Psicológica:

  • Gregorio Samsa: estresado, presionado por deudas, familiar, constante, responsable, disyuntiva entre lo que es y lo que era. 
  • Grete: repulsión hacia Gregorio. 
  • Padre: protector de la familia. 
  • Madre: sumisa, suplicante.

La segunda orientación engloba una dimensión sintáctica, donde los actantes desempeñan unos papeles sintácticos o funcionales que caracterizan a los personajes. Para ello, debemos establecer la diferencia entre personaje y actante. El actante es el sujeto de la acción en abstracto, determinado por el papel que desempeña en el relato. Los personajes son concretos mientras que, como hemos dicho, para hablar de actantes es necesario hacer una abstracción:

  • Sujeto: Gregorio Samsa. / Objeto: Familia (ayudar a su familia, mantenerla económicamente, proporcionarles alojamiento, manutención, llevar a su hermana al conservatorio…).
  • Destinador: Grete, hermana de Gregorio / Destinatario: su familia.
  • Ayudante: Grete (al principio de la novela) / Oponente: su metamorfosis y la repulsión de su hermana cuando empieza a despreocuparse por Gregorio.
Habitación de Gregorio.

En cuanto al espacio en la novela diremos que es muy limitado. Se reduce prácticamente a la habitación del protagonista, donde permanece durante todo el relato excepto en su salida al comedor en el momento en que su hermana Grete toca el violín para los huéspedes. Y, por otra parte, encontraríamos otro marco espacial en el comedor de la vivienda de los Samsa, que es donde pasan la mayor parte del tiempo los padres y hermana de éste. Allí se reunían, ya no como antes para leer el padre en voz alta el diario de la noche a la madre y hermana, sino para hablar de Gregorio, de su transformación y de los problemas que ello les acarreaba.

La influencia que ejercen el espacio y el desarrollo de los acontecimientos en el estado y sentimientos de los personajes queda reflejada con una cierta melancolía en Samsa al comienzo de la obra; también aparecen el dolor y horror por su metamorfosis y el rechazo por parte de su familia o el estrés por la presión que le produce el no poder mantenerlos. También destacan remordimiento e inquietud.

En el aspecto temporal, los acontecimientos aparecen -en su mayor parte- sin fechas e ilocalizables, de modo que nos encontraríamos ante una clara acronía. Destaca también la elipsis al comienzo de la obra ya que, el autor, nos sitúa directamente frente a un personaje que -sin saber los motivos- se despierta envuelto entre sábanas convertido en un monstruoso insecto.

Desde el punto de vista de la narración, el relato presenta una focalización cero, es decir, que un narrador, en tercera persona, presenta una omnisciencia tradicional. Es un narrador que sabe más que el personaje en todo momento. Estamos ante un narrador heterodiegético -que narra pero no interviene- y que se encontraría en un nivel extradiegético, es decir, que estaría situado en un nivel fuera de la historia principal. Es conveniente también remarcar que presenta en su mayor parte discursos indirectos libres.

Esta novela expresa la situación del hombre en un mundo incomprensible. Se trata de la transformación de un hombre en escarabajo. Ese escarabajo, paradójicamente, presenta el mundo de forma realista, tal y como es -pero desde su condición de extrañado del mismo- y en una situación incomprensible. Kafka no explica el porqué de esa transformación, porque la realidad de la que parte – y el absurdo de la vida humana- no tienen tampoco explicación. Él pinta un mundo que para el lector resulta familiar, pero visto con los ojos de un hombre extrañado de él mismo. 

El motivo biográfico que llevó a Kafka a adelantarse de este modo a su tiempo fue, según se cree, su situación de judío. Él vivía en un mundo en el que era rechazado, no por motivos racionales, sino puramente absurdos. La sociedad expulsaba de su seno a los judíos por el mero hecho de serlo, al igual que también sucedía con los negros o con otras minorías. En medio de este mundo, irracional y disparatado para Kafka, es fácil comprender que se adelantara a un movimiento filosófico posterior: el existencialismo, en el que se ve la vida como algo absurdo y sin sentido. 

En La metamorfosis, además, existe un gran pesimismo, una gran falta de libertad, sin salida, que hace que el protagonista se vea angustiado y oprimido, y es un claro reflejo de la grave crisis social y humana de principios del siglo XX. Kafka mantiene la nueva condición de su personaje hasta el final, lo que hace de la obra un ejemplo de ficción dura. Además, mediante esta fusión de realidad y ficción, consigue una realidad fantástica que le permite expresar sus temores y deseos más profundos.

Por otro lado, la obra tiene un alto contenido autobiográfico, y pertenece a una trilogía sobre el tema del matrimonio en relación con el individuo, la familia y la sociedad escrita por Kafka. En La metamorfosis hay una mirada hacia el matrimonio y las relaciones familiares desde una perspectiva desagradable, que acaba con la muerte del protagonista.

En general, la obra, que trata de la soledad del hombre que se siente extraño incluso con los suyos mientras se desborda de ternura hacia ellos, está escrito en un estilo realista, casi vulgar, que contrasta con el horror y tenebrismo del tema. Quiere expresar, a través de esta obra, lo que le ocurrió a él mismo en su vida, y lo hace identificándose con Gregorio. Ese cambio, de humano a insecto, es una simple metáfora que se corresponde con la infancia sufrida por el autor, que le transformó en una persona bastante inteligente, pero con una personalidad independiente y excluida del mundo que le rodeaba.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s